Las luminarias y sus grados de protección

Publicado en: | 17 abril, 2018

15En arquitectura se usan las luminarias LED en infinidad de espacios, donde la exposición a la intemperie obliga a considerar aspectos de protección muy específicos.

flos_giano_o100-04535290ae9f29f7661b97b9822ed234

El reloj biológico, o ritmo circadiano, influye en las fluctuaciones en la atención y la conducta, la producción de hormonas, la temperatura corporal, el metabolismo y lo más evidente: en el ciclo de sueño/vigilia. Los seres humanos en general estamos acostumbrados, desde hace siglos, a vivir de día y dormir de noche; sin embargo, hemos adaptado, evolutivamente, nuestro contexto para poder hacer más actividades en una misma jornada, sin depender de la luz natural para ello.

Considerando que el uso de luz artificial, para extender los lapsos productivos, implica un mayor consumo eléctrico, con las afectaciones que eso conlleva para el bolsillo y la sustentabilidad, desde hace años el uso de tecnología LED (del inglés: Light Emitting Diode), ha venido comprobando su efectividad para poder contar siempre con una iluminación óptima, que genere una mínima, o casi nula disipación calórica, y muy poco consumo de electricidad. Los cinco elementos fundamentales de una luminaria LED son: el chip, el driver o fuente de alimentación, la placa base, el sistema de gestión de calor de la luminaria y, por último, la óptica del aparato.

dan-42

ELEMENTOS FUNDAMENTALES

El Chip.
El Chip LED está fabricado con un material semiconductor (carburo de silicio) de unos 5 milímetros, capaz de generar luz cuando se le aplica corriente. Es el verdadero corazón de una luminaria LED. Sobre su base se depositan diferentes materiales, cuya mezcla es la que da el color y la calidad de la luz. El chip está protegido mediante una capa de policarbonato. Driver o fuente de alimentación. Las luminarias basadas en la tecnología LED, a diferencia de la tecnología incandescente, no se conectan directamente a la corriente eléctrica, sino que requieren de una fuente de alimentación para poder convertir la tensión eléctrica.

Placa base.
La placa es la encargada de soportar todas las conexiones de los demás componentes de la luminaria, conexiones como el chip o el sistema de disipación del calor. Dependiendo del tipo de gestión térmica utilizada, la placa puede estar fabricada de diferentes componentes conductores (aluminio o cobre) o diferentes capas.

instalador

Gestión térmica.
Los LED en sí no emiten calor (se llama luz fría), pero eso no significa que la luminaria no lo genere y es precisamente la gestión de ese calor lo que influye de manera más contundente en la durabilidad y funcionamiento de la lámpara LED. En el caso de los LED, el calor, al contrario que una bombilla incandescente, sale en la dirección contraria a la luz. Por este motivo es necesario “extraer” ese calor, ya que hasta el 90 % de la energía puede llegar a perderse. En este sentido también es importante la carcasa exterior. Es importante que sea de un material ligero y resistente (aluminio o magnesio) y que su diseño favorezca la disipación del calor.

La óptica.
La óptica de las luminarias LED afecta de manera importante en el tipo de iluminación que dan. Está compuesta por un conjunto de lentes que determinan la distribución de la luz emitida por el LED. Las lentes pueden variar en forma y composición en función de las necesidades de distribución de la luz que se requiera. Según la forma de la lente, el haz de luz puede converger o divergir. La base de estos elementos es fundamental para que nuestras luminarias tengan:

  • Gran eficacia energética.
  • Larga vida útil.
  • Buena calidad de la luz.
  • Encendidos instantáneos.
  • Ausencia de parpadeos.

ambar

PROTECCIÓN DE LA LED
Por sus tonos versátiles de luz, su practicidad y economía, las luminarias LED han sido utilizadas cada vez más en los últimos años por la arquitectura y el diseño interior. El diseño aplica este tipo de recurso lumínico y ambiental en baños, y ciertos detalles decorativos como cajas de luz que, al no estar expuestas a la intemperie, requieren un factor mínimo de protección. La arquitectura, en cambio, usa las luminarias LED en infinidad de espacios donde la exposición a la intemperie obligan a considerar aspectos de protección mucho más específicos, por ello, conviene saber cómo elegir la mejor luminaria con base en éste principio.

IP (INGRESS PROTECTION)
El Grado de proteccion IP hace referencia al estándar internacional IEC 60529 Degrees of Protection. Este sistema de clasificación proporciona un medio para definir, de manera puntual, el grado de protección de sólidos (como polvo) y líquidos (como agua) que las luminarias deben tener, según su función. El sistema es reconocido en la mayoría de los países y está incluido en varios estándares internacionales. Por ello, los números IP siempre deben de estar indicados en todo tipo de focos led, bombillas led, bañadores led, proyectores led, tubos led, tiras led, etc. es importante poner siempre atención en las especificaciones de cada producto existente en el mercado.

1111

Te invitamos a disfrutar del artículo completo en nuestra edición de abril.

BANNER DE SUSCRIPCION TF72