Soldadura de tubos de cobre

Publicado en: | 10 mayo, 2019

La soldadura de cobre, también conocida como soldering, es un procedimiento común en la plomería y en la electrónica, tanto para soldar tuberías como para alear circuitos en el segundo caso.

soldercopperpipe-gettyimages-157186637-597579fec4124400114f2c5f

Las herramientas en este procedimiento son pocas pero precisas. Además del soplete o el cautín en cada uno de estos procesos, se requiere de la soldadura y de la pasta para soldar. La primera se trata de un alambre, usualmente de estaño y plomo, que sirve para unir la fundición. Por otra parte, la pasta o fundente sirve para aislar del contacto del aire, además de disolver y eliminar los óxidos de la superficie a fundir.

tubos-de-cobre

Tipos
Esta soldadura de cobre tiene varias facetas; digamos que se adapta a la exigencia. Cada procedimiento se recomienda para cierto uso y maneja cada vez más altas temperaturas, con el fin de ajustar la fuerza de unión a los distintos materiales. Así pues, existen tres tipos de soldadura, que se distinguen por el metal de relleno.

Soldadura blanda: La soldadura blanda se llama así debido a que el plomo suave suele ser su componente principal. Se utiliza en bajas temperaturas, por lo que no constituye uniones especialmente fuertes. Por eso, queda mejor en aplicaciones de tuberías, y no tanto en soportes de carga.

Soldadura de plata: Este tipo de soldadura es utilizado principalmente en la industria de la herramienta donde se usa para unir puntas de metal duro a herramientas como sierras o taladros. Para ello se coloca la aleación de soldadura entre la pieza de metal duro y el acero para ser refundidos de nuevo.

soldering-got2learn

Soldadura fuerte: La soldadura fuerte honra su nombre; produce uniones más sólidas, debido a las altas temperaturas que maneja. Debido a esto, requiere herramientas más precisas y también de protección especial, ya que la luz brillante producida durante este trabajo puede causar daños en la córnea y retinas.

Como se ve, la soldadura da para muchas actividades. Es un procedimiento muy especializado, y se usa en diferentes oficios con distintas pretensiones. Para no extendernos demasiado, podemos centrarnos en la soldadura blanda, que además es la que utilizan nuestros amigos plomeros y, en ocasiones, electricistas.

El proceso de soldadura blanda no es recomendable para soldar metales preciosos, porque puede desgastar las piezas, en vez de fundirlas adecuadamente. Por esta razón, la soldadura a base de plomo, como también se le conoce, es más efectiva en la soldadura de cobre. El calor usado en este procedimiento es apto para esta tarea, ya que no se usa una temperatura superior a los 400° C.

Te invitamos a disfrutar el articulo completo en nuestra edición de mayo.

BANNER DE SUSCRIPCION TF72