Picos y azadas, toda la fuerza en un punto

Publicado en: | 19 diciembre, 2017

Es un hecho que no todo el trabajo lo puede hacer el hombre con su manos, es importante allegarse de las herramientas adecuadas; que bien utilizadas, le permitirán ejercer desde las tareas más sencillas, hasta las más audaces proezas en la construcción, agricultura, industria o cualquier actividad que requiera mucha fuerza física.

capture-20171219-123923-copy

Como ya lo hemos señalado en otras ocasiones, la mayoría de herramientas manuales tienen una larga historia de desarrollo, misma que se remonta a miles de años, a otras épocas en donde el estilo de vida del ser humano demandaba construir refugios o viviendas con los recursos disponibles en el entorno, protegerse del clima y de los animales salvajes; así como trabajar la tierra o practicar la pesca para obtener alimentos.

Hay una gran variedad de diseños y variantes de una misma herramienta, también se les denomina de diversas formas, dependiendo de la época y lugar en donde se desarrollaron. Las más antiguas fueron hechas de piedra, madera, cuero y cuernos de animales; le siguen, históricamente, las de metales como las de bronce o hierro; y ya más recientemente, en la vida industrial moderna: las herramientas de acero –a veces de acero inoxidable- con tratamientos especiales para alcanzar propiedades de resistencia y dureza, impensables en otras épocas. Hoy son ergonómicas, bellas, con mangos hechos de polímero, ligeras y muy resistentes. Para aumentar la eficiencia del trabajo, es esencial que las personas conozcan los diferentes tipos de herramientas para la agricultura o la construcción, así como su correcto uso.

El pico

Es una herramienta manual con una cabeza muy dura unida perpendicular a un mango. Las partes esenciales de esta herramienta son precisamente la cabeza, que generalmente está manufacturada en acero forjado en forma de punta afilada, simétricamente de ambos lados, aunque puede curvarse ligeramente al centro, a menudo tiene un contrapeso para mejorar la facilidad de uso, mide entre 50 y 70 centímetros de largo.

aza

Zapapico

El zapapico tiene una cabeza con un diseño distinto en cada uno de sus extremos, por un lado tiene la forma de punta (pico), mientras que en el otro de sus extremos adquiere una forma de azada angosta o pala delgada y larga, con un borde cortante que permite cavar con rapidez y exactitud.

sin-titulo

Uso correcto

La postura correcta para utilizar un pico o azada, es agarrando con fuerza el mango a la mitad de su longitud con la mano dominante y colocando la otra en la base. Se debe doblar la cintura, manteniendo la espalda recta, las rodillas flexionadas y los pies separados al ancho de los hombros, con un pie ligeramente hacia delante. Luego, para romper la tierra y hacer una zanja, se debe usar el mango como palanca y tirar con los brazos, no con la espalda. Permita que la cabeza de la herramienta caiga en un movimiento de arco por su propio peso; levante nuevamente la cabeza de la herramienta, hasta justo por encima de la altura de la cintura y deje que el peso de la herramienta haga que la cabeza caiga en un arco en el suelo.

Este es sólo un fragmento de la edición No. 69 de la revista Todo Ferretería. Si quieres leer el artículo completo adquiérela en  puestos de periódicos, o suscríbete.

BANNER DE SUSCRIPCION MACHOTE

Temas relacionados: