Viaje al interior del calentador

Publicado en: Notas | 10 noviembre, 2016

Lo que puedes ver por fuera del calentador de agua no es propiamente el calentador en sí, es sencillamente una carcasa de metal con el sistema por dentro. Dice un sabio dicho que “caras vemos, corazones no sabemos”; bueno, en este caso podemos adaptar el consejo a: “carcasa por fuera vemos, tecnología por dentro, no sabemos”

viaje-al-calentador

El tiempo de vida de un calentador de agua podría estar entre 10 y 20 años de funcionamiento y su eficiencia de operación entre un 75 y 97%; es decir, el porcentaje de aprovechamiento de la energía utilizada, que es convertida en calor. Por supuesto, estos parámetros dependerán de la tecnología, las condiciones de instalación, la empresa fabricante del equipo, así como los hábitos de uso y mantenimiento del mismo. Lamentablemente, el calentador es uno de los equipos instalados en los inmuebles a los que no les hace mucho caso hasta que nos empiezan a fallar; o de plano hasta que llegan a colapsar provocando accidentes o malestares mayores, entonces solicitamos que un técnico, plomero o bien, especialista lo revise y nos confirme que: o ya no tiene remedio, o que la reparación podría resultar más costosa que sustituirlo por uno nuevo.

Acudimos entonces a una tienda, almacén o ferretería de confianza, para revisar las diversas opciones que tenemos para la sustitución y, afortunadamente encontramos una amplia variedad de marcas, modelos y diseños muy bonitos; nos fijamos mucho en el color, el tamaño, la marca, ah, y en algo fundamental: el precio. La diferencia en precio de uno y otro calentador nos lleva a la incógnita: ¿por qué un equipo cuesta más que otro, si son de características similares?

Podríamos pensar que es sólo cosa de mercadotecnia, que un calentador de marca reconocida, nos cobra su “fama”; pero en muchos casos no es así, y lo más conveniente es conocer el interior de un calentador y su forma de operar. Es por esta razón que hoy haremos un viaje al interior del calentador, para saber qué tienen adentro cómo funcionan y qué partes son las más vulnerables al desgaste y por consecuencia: a fallas de operación y mantenimiento prematuro.

¿Qué estamos adquiriendo?

Una premisa fundamental es que el calentador satisfaga las necesidades de agua caliente con mucha eficiencia, es decir: que nos otorgue suficiente agua caliente por cierto periodo de tiempo, lo suficientemente caliente y acorde a nuestras expectativas y gustos, utilizando el mínimo de energía posible.

Lograr todo lo anterior implica que el fabricante de los calentadores utilice los materiales más resistentes y seguros, debe desarrollar procesos de manufactura que garanticen soldaduras resistentes y ensambles sólidos en las piezas, recubrimientos anticorrosivos de última generación, dispositivos de gas y eléctricos que cumplan con las normas y especificaciones de funcionamiento más exigentes, de México y el mundo, así como utilizar materiales de aislamiento seguros y eficientes, entre muchos factores más.

Lee el artículo completo en la edición 55 de la Revista Todo Ferretería

banner