Ventiladores Domésticos: cambiando de aires

Publicado en: Notas | 15 mayo, 2017

Los usos más típicos de un ventilador incluyen control del clima, enfriamiento de maquinaria, confort personal, extracción de vapores, limpieza (generalmente en combinación con una aspiradora).

ventiladores1

 

Tipos de ventiladores domésticos

De mesa: Es un ventilador que impulsa el aire a través de dos o más álabes que son movidos directamente por un motor eléctrico y diseñado para usarse con entrada y salida libre de aire. Presenta un dispositivo para mantener el cabezal en oscilación -de izquierda a derecha-, con ángulos que van de 60 a 100°, y una base que permite colocar el ventilador sobre una mesa.

De pedestal: Impulsa el aire por medio de dos o más álabes que son movidos directamente por un motor eléctrico. Está montado en un pedestal con un mástil telescópico o bien, fijo a una altura determinada. Incluye un dispositivo para mantener el cabezal en oscilación de izquierda a derecha, con ángulos que van  de 60 a 100°. Está diseñado para usarse con entrada y salida libre de aire.

De pared: Es un ventilador que impulsa el aire gracias a la acción de dos o más álabes que son movidos directamente por un motor eléctrico. Está diseñado para usarse con entrada y salida libre de aire. Generalmente, cuentan con un dispositivo para colocarse en la pared o en el techo y para mantener el cabezal en oscilación de izquierda a derecha. Sus ángulos pueden ir de 60 a 100°.

De piso: Es un ventilador impulsor con dos o más álabes movidos directamente por un motor eléctrico y destinado para usarse con entrada y salida libre de aire. Presenta una base que le permite girar libremente a más de 180° sobre su eje horizontal.

ventiladores2

Mantenimiento

Por lo general y según el uso que se le dé, un ventilador debe recibir mantenimiento general cada 6 meses. El mantenimiento consiste en limpiar y aceitar o lubricar el ventilador.

Comienza por desarmar y retirar el protector de los álabes o aspas y después la tapa del motor, que generalmente es de plástico. A continuación se desarma el motor quitando los tornillos y se extrae el inducido con cuidado de no soltar ningún alambre del bobinado. Se lubrican los bujes que tiene en cada extremo con aceite liviano (aceite de máquina de coser) y se vuelve a armar.

Se sugiere limpiar todo el ventilador con un paño húmedo y secarlo muy bien antes de probar de nuevo su funcionamiento. Si no se va a usar, se recomienda tapar con una bolsa de polietileno para protegerlo del polvo.

Los ventiladores son imanes para el polvo, que se acumula en las aspas, la parrilla e incluso en el interior del mismo o en lugares que no están a la vista.

Esto trae como consecuencia que sea ruidoso al funcionar y que esparza polvo por todos lados. Limpiar el ventilador de forma regular permitirá que funcione a su máximo potencial. Para su reparación, lo primero es localizar dónde está la falla. Los puntos que presentan problemas principalmente son el cable de alimentación, el motor y en algunos modelos el fusible o el bobinado del motor. Algunas de las fallas que puede presentar son que no funcione porque el cable de alimentación esté doblado o cortado, que el fusible esté fundido a causa de una sobrecarga. Si vibra mucho, es probable que las aspas estén descentradas. Si las aspas no giran, puede que sea necesario aceitarlas. Si produce ruido en exceso, los bujes podrían están ya gastados o que se haya aflojado el tornillo que sujeta las aspas.

ventiladores3

 

Este es sólo un fragmento de la edición número 61 de la revista Todo Ferretería. Si quieres leer el artículo completo adquiérela en Sanborns y puestos de periódicos, o suscríbete.

Banner TF 2016 Ed. 55

 

Temas relacionados: