Tinaco de agua, flujo constante e higiénico

Publicado en: | 21 febrero, 2018

El tinaco cumple una función muy importante para nuestros hogares, seleccionar el adecuado y mantenerlo en óptimas condiciones es de suma importancia para que el agua que utilizamos a diario esté limpia.

agua

El tema del agua en México es muy delicado, la calidad, distribución y escasez hacen que la frase “no hay agua” sea una de las más usadas dentro del repertorio lingüístico mexicano. Gran parte de nuestro país desarrolló la cultura de uso del tinaco como una medida preventiva contra el pobre abastecimiento y los constantes cortes del servicio. Seleccionar de manera óptima un tinaco y conservarlo de manera correcta, quizá no sean las medidas ideales contra la falta de agua, pero sé determinan que haya un flujo constante de agua.

¿COMO SELECCIONAR UN TINACO?

Para comprar el tinaco de nuestra casa, hay que considerar la durabilidad del producto, su peso y resistencia, si existirán o no alteraciones del agua y la capacidad del contenedor. A continuación abordaremos estas características en los tres tipos de tinacos más comunes en el país, ya que en principio, el ciclo de vida de un tinaco esté relacionado directamente con el material que se utilizó para fabricarlo.

De asbesto

Aunque este tipo de tinacos ha desaparecido casi por completo en el mercado, aún hay muchos inmuebles que los usan, a pesar de que alteran las propiedades del agua y son muy pesados; la mayoría de las casas de nuestro país desde que se construyeron no han cambiado el tinaco de agua, el cual cuenta con más de 40 años de uso, lo que implica que tienen un gran deterioro y muy probablemente almacenen agua contaminada. En el caso de los hogares que aún usan este tipo de tinacos, si no es posible la sustitución de éste, ya sea por costos o porque la instalación hidráulica no resistiría el cambio, se recomienda evitar el consumo del agua que contengan y dar un mantenimiento adecuado y limpieza recurrente.

730999713-ama-de-casa-llave-de-paso-grifo-lavabo-rutina

De acero

Los de tipo galvanizado se utilizan ampliamente por ser menos costosos, sin embargo, liberan diversos elementos, entre ellos plomo, que contaminan el agua, además de que los expertos comentan que sólo duran de cinco a seis años por sus puntos débiles al momento de fabricarlos. Los tinacos de acero inoxidable presentan las siguientes ventajas: estabilidad, resistencia y durabilidad, ya que no se van degradando con la luz solar. Este tipo de tinaco es considerado el más saludable, su construcción casi no tiene puntos débiles y tampoco permiten el desarrollo de bacterias ni hongos, y su limpieza es más sencilla.

De polietileno

Este material es el más utilizado en México, porque resiste a la oxidación y corrosión, con un costo accesible. Tienen una duración de 35 años o más, dependiendo de las condiciones en las que se instale. Pesan en promedio de 15 a 20 kilos por lo que son muy fáciles de transportar, están disponibles en dos presentaciones (bicapa y tricapa) y varían en capacidad para un mayor control del consumo de agua por el número de ocupantes del hogar. Podemos diferenciarlos por la distinta coloración al exterior: la parte interna de este tipo de tinacos se produce con polietileno de alta densidad, sin ningún pigmento, lo cual otorga una mayor capacidad inerte, que permite inspeccionar más rápido el agua que contiene y verificar que ésta no se encuentre sucia ni contaminada.

El material del que se forma un tinaco debe garantizar que el agua almacenada se encuentre libre de contaminantes.

Capacidad del tinaco

El tamaño correcto puede elegirse a partir del cuadro de capacidades del fabricante o bien hacer un cálculo del número de habitantes del inmueble por la cantidad de agua que consume cada uno al día. En promedio, de acuerdo al INEGI, una familia de cinco integrantes gasta 1150 L de agua al día, de los cuales, de 6 a 8 L serán gastados en cada descarga que se haga del inodoro, 20 L por cada lavado de manos, 10 L por cada minuto en la ducha, 30 L por lavado de trastes, 60 L para el aseo de la casa, 30 L por muda de ropa, 90 L para regar macetas y lavar el patio, jardín, auto y acera. Al consumo que determinemos, se recomienda aumentar de 2 a 4 días de consumo en caso de no contar con cisterna y en caso de sí tenerla sólo basta agregar un 20% del total de litros que se consumirán.

tinaco-capacidad

Esto es un fragmento de “Tinaco de agua, flujo constante e higiénico” de la edición No. 71. Para leer el articulo completo, adquierela en puestos de periódico o suscribete dando clic AQUI.

BANNER DE SUSCRIPCION MACHOTE

 

Temas relacionados: