Sujeción y fijación: La industria del fastener

Publicado en: | 9 marzo, 2018

El tornillo, igual que las distintas formas de fijación y sujeción, son tan importantes para las maquinarias, la industria y la construcción, como para las coyunturas de nuestro cuerpo, que unen los diferentes componentes del mismo: brazos, manos, piernas, pies, tronco, cuello, cabeza y lo hacen un mecanismo consolidado y funcional.

Still Life with Steel Bolts and Nuts.

Igual en los muebles que en los equipos de todo tipo, en el esqueleto estructural de un edificio, así como en el diseño de interiores, los productos de sujeción y fijación son elementales, tanto para el acabado, como para la solidez y practicidad de cada uno de ellos. Como concepto a nivel global, todos los productos enfocados a fijar y sujetar, y la industria entorno a ellos, se conoce como “fastener”. Un sujetador es en esencia un dispositivo que une mecánicamente o fija dos o más objetos para mantenerlos juntos, cuando así lo exige su función.

En general, los sujetadores se utilizan para crear uniones no permanentes; es decir, uniones que se pueden quitar o desmontar sin dañar los componentes de unión; a diferencia de la soldadura, que es el mejor ejemplo de una unión permanente, o de otros recursos de fijación, como pegamentos y adhesivos. Los sujetadores pueden liberar las piezas que unen cuando así se requiere (como en el caso de los muebles que se ensamblan y desarman), para volver a juntarlos después.

Como concepto a nivel global, todos los productos enfocados a fijar y sujetar, y la industria entorno a ellos, se conoce como “fastener”.

EL ÁMBITO INDUSTRIAL
Para seleccionar un sujetador en aplicaciones industriales, es importante considerar una variedad de factores: el enhebrado, la carga aplicada sobre FERREPEDIA Y FIJACIÓN SUJECIÓN La industria del fastener el sujetador, la rigidez del sujetador y la cantidad de sujetadores necesarios, que deben tenerse en cuenta para cumplir con cualquier objetivo mecánico o estructural. También, si queremos un sujetador para una aplicación determinada, es importante conocer los detalles de esa aplicación para ayudar a seleccionar el material adecuado. Los factores que deben considerarse incluyen:

  • Accesibilidad
  • Medio ambiente (incluida la temperatura)
  • La exposición al agua y elementos potencialmente corrosivos
  • Proceso de instalación
  • Materiales a unir
  • Reusabilidad

tf72_p-clips-pvc-coated-clips

OPCIONES DISPONIBLES
Pero ¿cuáles son las razones por las que a menudo se prefiere el ensamblaje mecánico sobre otros métodos? La primera es su facilidad de ensamblaje: puede realizarse con relativa sencillez por trabajadores o usuarios no calificados, utilizando un mínimo de herramientas especiales, y en un tiempo relativamente corto. Otra es la facilidad de desmontaje, virtud que resulta muy práctica cuando se requiere algún desensamblaje para realizar tareas de mantenimiento y reparación.

En general, la posibilidad de tener elementos de unión no permanentes como la que ofrecen los fijadores, es la principal ventaja de los sujetadores y el ensamblaje mecánico, donde las alternativas son:

  • Sujetadores roscados (tornillo, tuerca y perno)
  • Remaches y ojetes (aunque ofrecen un mayor tiempo de fijación, siempre se pueden desmontar)
  • Métodos de montaje basados en ajustes de interferencia (eje-agujero, ajuste a presión)
  • Inserciones de moldeo y sujetadores integrales
  • Diseño para ensamblaje

tf72_10-8-13-3-mm-pinch-clamps-stepless-single-ear-tight-seal-vibration-resistant-for-firm

VIENDO MÁS ALLÁ
Sin embargo, los tornillos, pernos y tuercas son sólo la base de la pirámide, pues la evolución de materiales y técnicas constructivas obligan a tener alternativas más específicas para necesidades que requieren otro tipo de productos de fijación y sujeción. Desde birlos para techo, rondanas planas y de presión; varillas roscadas o milimétricas; taquetes arpón o expansivos; hasta pijas (ranuradas y latonadas) para trabajar en todo tipo de materiales: yeso, madera y aglomerado, las opciones para construir, mantener o reparar con fijadores y sujetadores, son cada vez más diversas y accesibles.

Existen múltiples abrazaderas y elementos de fijación fabricados en plástico, aluminio o acero; clips automáticos y retenedores. Por ejemplo, las bridas de dentado interno son perfectas para el atado y la fijación de cables, hilos y mangueras. Las bridas de dentado externo, son particularmente adecuadas para el atado, sujeción y fijación de elementos sensibles; mientras las de acero inoxidable pueden ser utilizadas en las condiciones más arduas, o cuando se requiere una fuerza adicional, mayor seguridad o resistencia al fuego.

Recuerda que el 20 y 21 de junio, se llevará a cabo Fastener Fair México en Expo Guadalajara. Da clic AQUÍ para más detalles.

Te invitamos a disfrutar del artículo completo en nuestra edición de marzo.

BANNER DE SUSCRIPCION TF72

Temas relacionados: