Serruchos, facilitadores de la poda

Publicado en: | 14 agosto, 2018

Las sierras de poda están diseñadas para lograr cortes en troncos y ramas gruesas, son utilizadas por jardineros, arboricultores y agricultores. Su trabajo es facilitar la poda con exactitud; un buen serrucho debe garantizar un excelente agarre, brindar comodidad y facilidad de uso.

pc-70-01

El serrucho de poda es una herramienta que tiene tres funciones básicas: cortar, la punta de cada diente corta las fibras de madera; separar, el filo lateral de los dientes afeita las fibras de la madera; y vaciar, las gargantas de los dientes recogen las virutas y las coloca fuera del área de corte. Si la herramienta que se utiliza no es la adecuada para cumplir con la función de un serrucho, lo más seguro es que el trabajo sea lento y deficiente, puede dañar el árbol, y sobre todo, puede ocasionar accidentes al usuario.

Los serruchos o sierras de poda están disponibles en diferentes tamaños y presentaciones. Algunos tienen las cuchillas curvas, y otros parecen grandes cuchillos de cocina. En su hoja tienen dientes que pueden ser finos o gruesos, que sirven para cortar ramas de hasta diez centímetros de diámetro. Al momento de elegir una sierra se debe contemplar para qué tareas se ocupará, el tamaño del tronco a cortar, y si se cortarán varias ramas al mismo tiempo; porque de esto depende el tamaño de la hoja, número de dientes y tipo de mango de la herramienta. Los serruchos de poda cuentan con dientes triscados, es decir, que están doblados lateralmente en un ligero ángulo con respecto al cuerpo principal de la hoja, lo cual facilita el cortado de las ramas y troncos. Si se requiere un corte fino, lento y preciso; lo más recomendable es utilizar un serrucho con numerosos dientes, pequeños y juntos; por el contrario, si se requiere un corte rápido; los dientes grandes y separados harán un corte más basto.

sierra

Amplia variedad
Las hojas de las sierras están hechas en tamaños que van desde los veinte hasta los cincuenta centímetros, diseñadas de manera curva para facilitar las labores porque se adaptan a la anatomía del tronco. Los arboricultores, jardineros y agricultores la prefieren, pues para ellos es más práctica y precisa, que utilizar una sierra recta que puede dañar la planta o el árbol. Además, sirve para quitar la maleza de la banqueta, raíces, recortar plantas fibrosas y gruesas, que necesitan ser podadas frecuentemente y que las tradicionales tijeras de jardinero no podrían cortar con eficacia.

Sierras plegables
Además de utilizarse en la jardinería, son muy prácticas para acampar, pues se pliegan en un tamaño más pequeño y son fáciles de transportar; sin embargo, no quiere decir que su hoja sea corta, pues llegan a medir más de treinta centímetros.

Sierras de bolsillo con cuchilla plegable
Ya sea recta o curva, incluye un botón de bloqueo de cuchilla para mayor seguridad.

Sierra para arboricultores
Es una opción ideal para arboricultores y jardineros paisajistas profesionales, porque con su cuchilla fija y curva logran mejores acabados; algunos incluyen un gancho en la cuchilla para evitar desgarre de la corteza.

Sierra con palo telescópico
Es una varilla en la que se puede anclar una sierra, de esta manera la herramienta manual tiene mayor longitud, para alcanzar ramas en puntos más altos. La mínima flexibilidad del palo telescópico permite que se mantenga completamente recto durante el trabajo.

ps75-01-01

Manufactura de calidad
La hoja de la sierra está hecha de diferentes materiales que pueden ser de acero o acero inoxidable de alta calidad, sometidas a un proceso de endurecimiento especial (templado), el cual garantiza que no se rompan o doblen fácilmente al momento de ejercer presión al cortar. Algunas cuentan con un recubrimiento en cromo duro para resistir la corrosión. Las hojas del serrucho deben ser flexibles con dentado de precisión, a todo el largo de la hoja, incluida la punta; el dentado está endurecido a impulsos de doble y triple afilado para seccionar sin esfuerzos, obteniendo cortes limpios y lisos. El alcance de su hoja va desde los quince hasta los cuarenta centímetros.

La herramienta adecuada
Con un serrucho de carpintero se puede cortar cualquier rama, el problema es que son muy grandes en comparación con los serruchos de poda. Un serrucho universal se utiliza para cortes rectos en madera, cartón, yeso; tableros aglomerados y más, que no requieran un acabado especial. Otros serruchos, como el de punta o de costilla, permiten cortes más detallados y profundos en la madera; que bien pueden utilizar los artesanos.

 

collage

Técnicas de poda
Existen diversos tipos de poda: de limpieza, para quitar ramas secas, podridas y partidas; poda para darle forma a la planta; poda de floración, para que las plantas florezcan adecuadamente; poda sobre ramas delgadas cada dos años; la tala, realizada con una motosierra; y la tala, que se realiza con corta-setos manuales o mecánicos, para detallar un árbol. Como ningún árbol es igual a otro, es importante detectar cuándo es el momento adecuado para podarlos. Si los árboles o arbustos florecen en verano u otoño, lo ideal es podarlos a finales de invierno o principios de primavera; si florecen en primavera, se podan a finales de verano o principios de otoño, para eliminar flores marchitas.

Mantenimiento
Antes de guardar el serrucho es necesario limpiarlo. Elimine todo el aserrín que se haya quedado en la herramienta, limpie con un paño la savia adherida y verifique que la cuchilla no tenga astillas. Si no se limpia adecuadamente la herramienta, puede corroerse y perder filo. Después de cierto tiempo de uso los serruchos comienzan a desafilarse.

Te invitamos a disfrutar el articulo completo en nuestra edición de agosto.

BANNER DE SUSCRIPCION TF72