Normatividad en la fabricación de reguladores de gas

Publicado en: Notas | 5 enero, 2017

La norma oficial mexicana establece especificaciones y requisitos mínimos de seguridad, además de métodos de prueba que deben cumplir los reguladores empleados en una instalación.

regulador1

La norma clasifica los reguladores en: tipo 1, de una entrada; tipo 2, de dos entradas con dispositivo de cambio y; tipo 3, de acoplamiento directo.

Establece que el material del diafragma y de cada empaque debe resistir la acción del Gas L.P. y mantener sus características de masa, volumen y dimensiones. El cuerpo y los conectores deben ser metálicos y adecuados para uso en Gas L.P. Los resortes del regulador deben resistir la acción corrosiva del medio ambiente sin perder su funcionalidad.

Cada rosca de entrada y salida de Gas L.P. del regulador, debe resistir como mínimo el momento de torsión de acuerdo a ciertas tablas de especificaciones, mostradas en la citada norma. Así como las roscas cínicas de los conectores, deben cumplir con las dimensiones que se establecen. El regulador debe resistir en la entrada, una presión hidrostática de 1.96 MPa (19.99 kgf/cm.), sin presentar fugas ni deformaciones. Los reguladores de cualquier tipo con capacidad de flujo mayor que 0.60 m./h, deben contar con válvula de relevo de presión. El desfogue de la válvula debe ser por medio de un orificio, el cual debe localizarse de forma que se evite su obstrucción en condiciones de servicio. La tapa debe contar con un protector que cubra el mecanismo de ajuste o regulación del aparato, para evitar la manipulación del mismo o la entrada de elementos que puedan modificar el ajuste original. El diafragma debe ser de un material flexible e impermeable que resista una presión de 2.5 veces la presión de cierre.

Este es sólo uno de los artículos contenidos en la revista Todo Ferretería, edición 56: Reguladores para tanque de gas. Si quieres leer el artículo completo adquiérela en Sanborns y puestos de revista, o suscríbete.

banner_tf_2016_ed-_56-01