El regulador de gas, lo más importante en tu instalación

Publicado en: | 9 febrero, 2018

Nunca debemos escatimar en la calidad de un producto, menos aún en aquellos que intervienen en la seguridad de vidas humanas. Es cierto que muchas veces la calidad cuesta más, y no siempre estamos en condiciones de desembolsar recursos adicionales, pero tratándose de nuestra instalación de gas, nunca debemos escatimar

gas

Es importante convencernos que invertir en productos fabricados con materiales de alta calidad, provenientes de procesos de manufactura eficientes, de empresas responsables y con experiencia, de productos que cumplan con las normas y certificaciones más exigentes en su categoría, siempre ser, lo mejor para todos. Y sí, es cierto que un precio alto no necesariamente será un indicador seguro de la calidad de un producto, ya que los especialistas en mercadotecnia también utilizan la estrategia de precios como un valioso recurso para crear una percepción especifica de producto. No debemos, por tanto, comprar por precio-barato o caro-, sino por estar bien informados de las propiedades y funcionalidades de un producto.

tf56_online

¿Como saber entonces la verdadera calidad de un producto, no tan familiar para la mayoría de nosotros, como lo es el que hoy nos ocupa en este articulo de portada: el regulador de gas?: un artefacto técnico, sencillo en su funcionamiento, pero complejo por la variedad de usos y modalidades de instalación. Y aunque la mayoría de los que leen estas lineas, no les es tan ajeno, ya que se dedican a la reparación y mantenimiento de instalaciones o bien al comercio ferretero; valdría la pena un poco de repaso, para aclarar ciertas ideas, que esperamos les sean útil.

El uso del gas

En México se ha utilizado desde hace muchas décadas el Gas LP (gas licuado de petróleo, nombre genérico para la mezcla de los dos gases que lo componen: gas butano y gas propano, para uso comercial), siendo hasta la fecha el tipo de gas más utilizado. Y mientras el gas natural (gas metano), que se ha utilizado en Estados Unidos, Canadá y la mayoría de los países europeos desde hace más de 90 años, no fue sino hasta 1995, que se empezó a utilizar de forma masiva en muchas ciudades de México.

flama

El gas es la principal fuente de generación de calor en los hogares, para fines de calentamiento de agua, calefacción y cocción de alimentos; razón por lo cual, todos estamos cerca, lo queramos o no, de una instalación de gas; misma que conduce, administra y provee del valioso combustible a estufas, calentadores y quemadores de todo tipo.

El regulador de gas

Un regulador es un dispositivo mecánico de seguridad que reduce la presión de gas proveniente de un tanque de almacenamiento de gas; o en el caso de gas natural, de una línea de saturaci.n a una presión determinada, que permita siempre un uso eficiente del gas. El regulador es el corazón de una instalación de Gas; este compensa siempre las variaciones de presión que existen en el tanque debido a los diferenciales de temperatura y de volumen, desde las presiones más bajas que maneja un tanque que van desde los 0.56 Kg/cm. (8 PSI) hasta los 15.46 Kg/cm. (220 PSI), sin dejar de suministrar un flujo constante de Gas LP de 0.028 Kg/cm. (11” C.A. Columna de agua) @ 0.3983 PSI; a los aparatos de consumo que es la presión mínima que requiere un equipo de gas para poder funcionar. El regulador siempre debe suministrar esta presión.

Lee el artículo completo en la edición número #56 de la revista Todo Ferretería: “Reguladores para tanques de gas”.

banner_tf_2016_ed-_56-01