Parametros para la elección del taladro

Publicado en: Notas | 14 diciembre, 2017

Una de las herramientas más socorridas es el taladro, y hay ciertas características claves que nos permiten saber por qué un modelo cuesta más que otro, o si tal taladro es adecuado para lo que requerimos.

sin-titulo

Una diferencia notable en los diversos modelos de taladros, además de rasgos evidentes como el precio o el peso, es que los hay con o sin cable. Aunque parece más una característica de diseño que algo que determine su desempeño, hay que decir que los taladros con cable, tienen más potencia y son aptos para trabajos más exigentes, como perforar mampostería, ladrillo, concreto y materiales de la construcción. Los modelos inalámbricos, por su parte, ofrecen mayor comodidad y evitan enredos con el cable o la necesidad de estar cerca de una toma de corriente. Fabricados para perforar sin problema en maderas, plásticos y metales ligeros, los modelos inalámbricos son menos voluminosos y muy prácticos para perforar en lugares de difícil acceso o rincones donde los modelos con cable no llegan.

La capacidad de perforación es otro rasgo distintivo de los diferentes modelos de taladros. Ésta determina el diámetro de perforación, que equivale al diámetro máximo de apertura del mandril del taladro y se muestra en milímetros o pulgadas. Los taladros de uso doméstico y semiprofesional, manejan diámetros de perforación que van de los 10 mm (3/8”), a los 13 mm (1/2”). Muchas de las brocas que exceden estos diámetros, tienen adaptadores para ajustarse al mandril, o portabrocas, de los taladros que no son de uso profesional.

los-mejores-taladros-de-bateria

Funciones y empuñaduras

Los taladros con función de percutor están diseñados para hacer orificios en los materiales de mayor dureza, pues el movimiento de percusión acompaña a la rotación dando hasta 3 mil golpes por minuto. La percusión desplaza el mandril rápidamente en un movimiento de martillo, permitiendo que la broca perfore materiales duros como ladrillos, piedras y mampostería. La mayoría de los modelos con esta función permiten activarla o desactivarla, para emplearse en los diferentes materiales.

Existen más funciones que los diversos modelos de taladro ofrecen y que pueden ser útiles según nuestras necesidades. La función de marcha en reversa, por ejemplo, convierte al taladro en un desatornillador muy útil para extraer brocas atascadas o tornillos atorados. Existen modelos con freno automático, que detienen la broca de forma súbita al dejar de apretar el gatillo.

Prácticamente todos los modelos de taladros cuentan con dos tipos de empuñadura, ya sea en forma de pistola o de “T”. Hay modelos que combinan las dos empuñaduras para equilibrar el peso y ganar mayor control. Para perforaciones en lugares estrechos y poco accesibles, hay un tercer diseño de empuñadura. Los llamados taladros angulares son más cortos y pueden acceder a lugares difíciles e incluso perforar en ángulo recto.

bricolaje-herramienta-bateria1

Potencia y velocidad

Otro rasgo que determina la diferencia de precios es la potencia. Expresada en watts para los modelos con cable, puede ir de los 450 hasta los 900; y de los 9 a los 20 volts, para los inalámbricos. Esta característica define la facilidad con la que se podrá perforar, pero también el ciclo de trabajo del taladro: el tiempo efectivo de uso y el tiempo de descanso necesarios. Los modelos con menos potencia tienen ciclos de trabajo de 15 minutos de uso por 10 de descanso, con un máximo de 1 hora de trabajo al día. Los modelos más potentes tienen ciclos de trabajo de hasta 30 minutos de uso por 15 de descanso y un máximo de 3 horas de trabajo al día.

Generalmente existen modelos con dos velocidades: Una velocidad lenta, ideal para hacer perforaciones en madera o metal, mientras que la segunda es útil en materiales duros. El control de velocidad permite iniciar la perforación a velocidad lenta, para reducir el riesgo de que la broca resbale y dañe la pieza de trabajo, para luego incrementar la velocidad conforme avance la perforación.

Ciertos modelos cuentan con cargadores “inteligentes”; que permiten ver el progreso de la carga y una vez que la batería está completamente cargada, se apagan automáticamente para evitar las sobrecargas que afectan la vida útil de las baterías recargables. También existen baterías que muestran cuánta carga les queda mientras son usadas.

Temas relacionados: