Los errores más comunes de impermeabilización

Publicado en: Notas | 7 junio, 2016

Los daños que ocasiona el agua y la humedad a los inmuebles y sus instalaciones, pueden resultar en reparaciones costosas y situaciones de alto riesgo. La falta de una cultura adecuada de impermeabilización nos lleva a cometer errores muy frecuentes que vale la pena analizar.

Imperbeabilización

 

El primer y más grande error que se comete, es no comprender qué es un impermeabilizante y cómo funciona. Qué tipo de soluciones profesionales existen en el mercado, con relación a la muy amplia gama de necesidades y presupuestos. Y algo muy importante: debemos contratar un técnico profesional que realice una muy adecuada instalación, más allá de compadres o vecinos que nos colmaran de sugerencias y recomendaciones caseras o baratas.

Convencernos de impermeabilizar

Reparar los daños provocados por la humedad y las filtraciones de agua, podría requerir, por ejemplo, del retiro de baldosas de un piso cerámico, del que por cierto, es posible que ya no encontraremos un modelo igual; además podríamos necesitar una solución de ‘arreglo del daño estético’, que obligaría a unificar la apariencia, es decir, a que se cambien todos los azulejos del baño o la pintura de la habitación en cuestión. El origen más frecuente de las humedades en inmuebles de uso habitacional, provienen principalmente de las precipitaciones pluviales, es decir en la época de lluvias. Sin embargo, la humedad podría también estar ocasionada por averías de lavadora o el lavavajillas, limitarse a pintar la mancha producida por  tuberías rotas o, tinas de baño mal selladas o mal impermeabilizadas.

Lee el artículo completo en la edición número 50 de Todo Ferretería: Protección de Instalaciones Eléctricas

Banner TF 2016 (01)-01-2