Las cerraduras

Publicado en: | 22 diciembre, 2017

Las cerraduras deben tener tres características para ser seguras: soportar los entornos de uso y manipulación; tener componentes que resistan ataques violentos y quedar firmemente sujetas en el marco de la puerta o ventana.

collage

Las primeras cerraduras consistían en un pasador horizontal acoplado a la parte posterior de una pesada puerta que se hacía deslizar por una rudimentaria guía para encajar luego en un agujero del poste. Una gran llave movía la cuña, levantándola, para dejar en libertad al pasador. Los egipcios construyeron este tipo de cerraduras, pero aumentando la cantidad de cuñas. Los romanos fueron quienes desarrollaron el prototipo que permitió fabricar cerraduras construidas íntegramente de metal.

Entre los siglos XVII y XIX, solamente en EEUU, se presentaron hasta tres mil modelos distintos de cerraduras, prevaleciendo a la fecha, la patente de Linus Yale. Es a él a quien se le puede atribuir el invento de la cerradura moderna, entendida como un mecanismo que funciona con pernos de diferentes tamaños y que utiliza un pasador que gira gracias al uso de la llave adecuada. Algunos tipos en la actualidad: cerradura de cilindro, de golpe, de dos vueltas, de dos pestillos, de combinación, de molinillo, cerradura empotrada, etc.

1. De empotrar

Van incrustadas en el interior de la puerta y su cilindro en el lado interior de la puerta. En su mayoría son reversibles y para su reemplazo es importante medir el hueco para que coincidan orificios para manija y cilindro.

tu

 2. Multipunto

Permiten varios puntos de cierre en distintos lugares de la puerta. Generalmente uno superior y otro inferior, en forma de barra que atraviesa la cerradura y uno o tres puntos laterales, hacia el marco.

hytdf3. Eléctricas

Se usan para abrir por medio de un botón ligado a una terminal eléctrica. Suelen llevar un pestillo, el cual se anula mediante la apertura automática, y un cilindro para llave, que impide que la puerta se abra a distancia.

hg

Si vas a sustituir

Es necesario considerar que tenga las mismas dimensiones que la anterior, y si es una cerradura de empotrar se deberá tener la profundidad de la cerradura, la altura de la caja; la distancia del frente al centro del cilindro y la distancia entre ejes del centro del pestillo al centro del cilindro.

En las cerraduras de sobreponer se deberá considerar la altura y ancho de la caja; la profundidad de la caja; la distancia entre ejes del centro del pestillo al centro del cilindro y la distancia del frente de la caja al centro del cilindro.

Para leer la nota completa, adquiere la edición No. 69.

BANNER DE SUSCRIPCION MACHOTE

Temas relacionados: