Herramientas de Carga

Publicado en: | 10 enero, 2020

Las herramientas de carga son de vital importancia en distintos oficios y ámbitos en las industrias que mueven al país, a continuación se exponen criterios de consideración para estas herramientas, su uso correcto y adecuada elección. 

Los mecánicos y los constructores son los que más frecuentemente usan las herramientas de carga. Dichas herramientas son un gran ejemplo de la ley del menor esfuerzo. Gracias a diferentes mecanismos, que pueden ser mecánicos o eléctricos, se disminuye la fuerza necesaria para levantar la mayor cantidad de peso. Y no sólo eso, sino que también se pueden transportar y elevar a diferentes alturas. En las tareas de almacenamiento y en actividades como la mecánica o la construcción se utilizan diferentes herramientas para manipular y trasladar cargas que superan la capacidad humana.

Los equipos pueden abarcar desde una simple polea hasta un complejo equipo de polipastos que permite levantar toneladas con suavidad y gran eficiencia.

CARGA SEGURA

Antes de seleccionar la herramienta de carga ideal para cada labor, se debe distinguir entre el tipo de carga y la frecuencia con la que se transportará o elevará.  Existen categorías que dividen las cargas, tanto por su tipo como por su riesgo. Así pues, se puede distinguir entre carga general o carga a granel. La primera implica cantidades pequeñas y en unidades independientes. En cambio, la segunda se refiere a aquella que se transporta en abundancia y sin embalaje. Asimismo, por la clase de riesgo se nombran tres clases de carga: peligrosa, perecedera y frágil. Todos los casos deben considerarse al seleccionar las herramientas de carga ideales.

PARA ELEVACIÓN

Las herramientas de carga pueden requerirse únicamente para llevar objetos a diferentes alturas. Dependiendo de la tarea y del sector en el que se emplee, se utilizan diferentes herramientas de elevación, que se adaptan al nivel de peso y también a las exigencias de los distintos trabajadores. Entre las herramientas más comunes distinguimos las siguientes.

Cáncamos. Se trata de un elemento de fijación, una especie de perno que se usa cuando se pretende elevar un objeto tirando directamente de él. Para ello el cáncamo se une al objeto a elevar, generalmente por una rosca o soldándose. El cáncamo a rosca puede ser macho o hembra, de diferentes métricas y para distintas cargas de trabajo. Se usa en el sector de la construcción y también al transportar fletes.

Eslingas. Así se le denomina a la banda, cuerda o cable de material flexible y resistente que asegura la unión entre el gancho de la grúa o polipasto con la carga que se elevará. Se fabrican con distintos materiales, desde acero hasta materiales sintéticos como el nylon o el poliéster. Pueden utilizarse en sectores desde la construcción hasta el marítimo, para las cargas de buques.

Gatos hidráulicos. Son especialmente conocidos por su uso en el sector automotriz, pero también se ven en la construcción y en muchas otras tareas industriales. Su mecanismo consiste en el accionamiento manual de una manivela o una palanca y en un punto de elevación. También es cierto que se pueden utilizar sistemas de accionamiento asistido por un motor eléctrico, o también por un compresor de aire.

Shallow depth of field (selective focus) image with red industrial crane lifting hooks inside a factory.

Poleas. El principio de las poleas es muy conocido. Consiste en una rueda suspendida que gira sobre su propio eje. También incluye un canal por donde se hace pasar una cuerda, polea o eslinga. Aun cuando se utiliza la fuerza física más que en otras herramientas, se reduce en gran medida el esfuerzo para cargar la misma cantidad de peso.

Polipastos. Se basa en el principio de las poleas, y su uso no es tan industrial como las grúas. Son máquinas manuales o motorizadas, que incluyen dos o más poleas y una cuerda, cable o cadena. Las dimensiones de la carga a elevar determinan las diferentes exigencias para esta herramienta.

Todos estos equipos pueden aumentar en gran medida la productividad de una tarea, sin mencionar que protegen la salud y la integridad de todos los trabajadores.

 

Te invitamos a disfrutar más notas en nuestra edición de enero.

imagen-de-suscrbete