Entrevista a Ing. Carlos Páez Agraz

Publicado en: | 30 enero, 2019

Red de soluciones: El cambio logístico global

Entrevistamos a Carlos Páez Agraz quien es ingeniero de formación con 25 años de experiencia en la gestión organizacional, diseño de estrategia y consultor en México, Francia y España. Lo mismo para un proceso electoral, que para el posicionamiento de una organización o marca, el trabajo de nuestro entrevistado es ofrecer soluciones. Además de ampliarnos la perspectiva del mundo en que vivimos, nos regaló una interesante charla como adelanto a su participación como conferencista en el primer gran Congreso del Canal Ferretero.

Hay que cambiar la perspectiva, dejar de hacer organigramas y comenzar a tejer sociometrías para conocer cómo actúan las redes entre directores, gerentes y el personal

Una de las tareas principales del trabajo de Carlos es convencer a los empresarios que todo lo que manejan en sus negocios son redes: personas que colaboran para que se realice un trabajo; redes de procesos que interactúan para que se generen productos o servicios; redes de proveedores que abastecen; redes de distribución, etcétera. Él pone como ejemplo esa primera vez que alguien se asomó al lente de un microscopio y puso entre dos espejos un poco de agua de un río: “entonces pudo ver algo que no era evidente a los ojos”. Eso es lo que pasa también en el complejo mundo de las redes, está convencido de que hay que cambiar la perspectiva, dejar de hacer organigramas y comenzar a tejer sociometrías para conocer cómo actúan las redes entre directores, gerentes y el personal.

Para Carlos Páez, el reto es cómo hacer que la industria vea sus sistemas de comercialización como una red: “Si logramos este primer paso, entonces podemos saber qué características debe tener un punto de distribución, un centro de almacenamiento, el tipo de transporte que se usa para hacer llegar el pedido a un lugar; y qué se hace para manejar los problemas after market, que es cuando un producto falla o tiene que ser reparado después de haber sido entregado.

 Queremos que le pierdan el miedo a la tecnología, y se convenzan de que ya no cuesta lo que antes.

Perdiendo el miedo
En cuanto a los beneficios de dar ese primer pequeño paso e implementar sistemas de optimización de redes, para él son muy evidentes, por lo que comenta:

“Con una inversión de un año de trabajo, un competidor fuerte se le puede despegar seis o siete años a su competencia. La razón es que esto avanza muy rápido. Tratamos de convencer con hechos a los empresarios. Queremos que le pierdan el miedo a la tecnología, y se convenzan de que ya no cuesta lo que antes. El Internet de las cosas es otro mundo, los sistemas de control de productos a distancia han mejorado dramáticamente. El tema principal es cómo hacemos porosa la industria a las nuevas tecnologías porque, definitivamente, el mundo ha cambiado enormemente en los últimos tres años”.

“Con una inversión de un año de trabajo, un competidor fuerte se le puede despegar seis o siete años a su competencia. La razón es que esto avanza muy rápido. Tratamos de convencer con hechos a los empresarios. Queremos que le pierdan el miedo a la tecnología, y se convenzan de que ya no cuesta lo que antes. El Internet de las cosas es otro mundo, los sistemas de control de productos a distancia han mejorado dramáticamente. El tema principal es cómo hacemos porosa la industria a las nuevas tecnologías porque, definitivamente, el mundo ha cambiado enormemente en los últimos tres años”.

El que todos creen su propia red de reparto está metiendo en problemas a las ciudades.

Predicciones ferreteras
Si las redes afectan tantos sectores como los que menciona, le preguntamos de qué forma podrían afectar a una industria como la ferretera, sin imaginarnos que la respuesta trae consigo noticias no tan buenas: “Creo que muchas ferreterías de calle van a cerrar ante la llegada del comercio en línea. También se abre un reto tecnológico enorme relacionado con las redes de distribución urbanas. Actualmente, hay una gran discusión porque da la impresión que cada paquetero que reparte mercancía en la ciudad, está creando su propia red de reparto. El que todos creen su propia red de reparto está metiendo en problemas a las ciudades. La industria ferretera va a tener menos puntos de venta, de retail o menudeo: la tendencia irreversible es que las constructoras y los grandes consumidores de ferretería compren en línea. La venta y la compra se convertirán en un comodity del proceso. Donde se la van a jugar es en hacer que la mercancía llegue en tiempo, costo y calidad”.

Cambios logísticos
Asimismo, nos confirma que ya existen evidencias de estas transformaciones: “El gran reto del comercio en general, es este proceso tecnológico irreversible que llaman la muerte del retail de ladrillo. Tanto en la industria ferretera como en la de distribución de materiales de construcción, se va a generar un proceso brutal de eficientización del transporte logístico.” En tiempos de migrantes, nos habla también de las transformaciones laborales que traerá el comercio electrónico y la logística necesaria para consolidarlo. “Vamos a tener que aprender a jugar un nuevo juego, el de la logística urbana. Se van a producir grandes migraciones de personal, mucha de la gente que hoy hace ventas de retail se va a integrar a la logística. Veremos que en diferentes zonas metropolitanas del país, comenzarán a expedirse permisos para construir almacenes. Lugares como Las Lomas, por ejemplo, o sitios así de impensables, serán testigos de este cambio”.

INEGI establece que los comercios minoristas de mayor abundancia son la tienda de abarrotes, la ferretería y la farmacia. Hay muchas semejanzas entre estos sectores que los pueden potenciar pero, ¿están preparados los empresarios y autoridades en México para estos cambios?

Desde la perspectiva de redes, las autoridades deben identificar que la dinámica urbana cambiará y empezarán a pedir más permisos para bodegas y transporte de carga. Los paqueteros han descubierto que la última milla de entrega se come un tercio del flete total. Si no se hacen más eficientes los sistemas urbanos, si el gobierno no implementa puertos logísticos urbanos y si no se logra la cooperación de los paqueteros en la última milla, las ciudades del país pueden colapsar. El tráfico de los vehículos ligeros y las grandes camionetas de reparto de la última milla, pueden entorpecer mucho el tráfico de cualquier ciudad.

Temas cruciales. Como el manejo de inventarios, más de 100 mil tlapalerías en todo México para las que el inventario cuesta mucho. Actualmente un inventario compartido, al que también tenga acceso el usuario, ya es posible. ¿Qué más podría sugerirse?

Creo que los distribuidores y comerciantes en general, no costean este rubro y acaba matándoles. Trabajé un tiempo en la industria electrónica y nos daban sólo tres horas de inventario. Es una locura. Ninguna ferretería, por ejemplo, podría darse tal lujo. El empresariado mexicano tiene muy perdido el concepto de competencia y cooperación. En EU manejan un concepto llamado “coompetencia”, una mezcla entre colaboración y competencia. Así como todos estos grandes carriers logísticos comparten un aeropuerto, pueden compartir también los puertos logísticos urbanos para optimizar costos, ser más eficientes y no trastornar aún más la movilidad urbana en un país como México, tan endiosado con el automóvil.

Carlos, esto sin mencionar que muchos vehículos son ocupados por sólo una persona.

“Pero también camionetas Enrique, de una o dos toneladas que traen seis o siete sobres o paquetes pequeños de herramientas. Estamos hablando de un problema que parece que no toca a la ferretería, pero yo te puedo asegurar que el siguiente gran reto de la industria es cómo mejorar las capacidades logísticas. Esto, desafortunadamente, no se parece en nada al negocio original, que era comprar y vender herramientas. Eso le está pasando a la tecnología en todas partes del mundo…”.

Mesura

www.mesura.org

FB: @mesura