Elegir la soldadora correcta: Conceptos básicos

Publicado en: | 30 abril, 2020

Existen algunas tareas que no requieren máquina para soldar, y para las que basta un soplete de gas o de oxiacetileno. 

Sin embargo, mientras mayor es la exigencia en cuanto al material y técnica, se vuelve más necesaria una efectiva máquina soldadora. Entre esas actividades podemos mencionar algunas reparaciones en acero y hierro, así como las labores del herrero y del cerrajero, quienes se encargan de un trabajo con metal que va mucho más allá de meras reparaciones.

Para ejecutar una buena selección, se necesitan ciertos conocimientos sobre los parámetros y las características de diferentes máquinas. 

Arco eléctrico: Este concepto describe la corriente eléctrica que se puede percibir al momento de realizar un tipo de soldadura particular. Este destello se produce cuando se acerca un electrodo a la pieza que se soldará. El proceso en sí mismo consiste en una fusión entre los metales, y a veces también se denomina “soldadura electrógena”.

soldadura-electrica

Electrodo básico: Como vemos, en este proceso de soldadura se requiere un electrodo para producir calor mediante la corriente eléctrica. Existen varios tipos que se adaptan a distintas exigencias; sin embargo, los electrodos básicos suelen emplearse sobre todo en el sector industrial y en trabajos con calderas industriales. Para usarlos correctamente, deben precalentarse, pues de otra manera es difícil el desplazamiento en la superficie metálica.

electrodo

Electrodo de rutilo: A diferencia de los electrodos anteriores, los de rutilo permiten una mayor fluidez en el proceso de soldadura, lo que los convierte en una opción más habitual y sencilla, sobre todo para operaciones con aluminio o acero en sectores como la herrería y la cerrajería. Sin embargo, al fundir el recubrimiento, estos electrodos forman escoria, por lo requiere un proceso de limpieza posterior a la soldadura.

electrod

Alambre tubular: Este consumible presenta un fundente para promover la fusión del metal. Se utiliza en contraste con los electrodos, y su uso dependerá de las exigencias de soldadura. Algunas máquinas soldadoras incluyen un alimentador automático, lo que facilita el procedimiento en general, al regular la salida de alambre conforme se incrementa la intensidad en la corriente de salida. Regularmente, este consumible se utiliza en el proceso FCAW.

tubular

Nuestra edición de mayo tiene más artículos de interés para ti. 

suscripcionbanner