El mantenimiento de la aspiradora

Publicado en: | 14 febrero, 2018

El mantenimiento constante de esta herramienta beneficia directamente al usuario porque permite que ésta realice un trabajo adecuado y al mismo tiempo aumenta su durabilidad.

aspiradora

No hay que creer que la durabilidad de una aspiradora sólo recae en si le damos un mantenimiento adecuado y recurrente o no, si se mantiene una disciplina de aseo del aparato a la par del uso que le demos, se alarga considerablemente su tiempo de vida útil, pero la calidad y eficiencia de una aspiradora está relacionada directamente con el producto en sí y con las propiedades que nos brinde. La potencia del motor es la característica más importante que debemos considerar en una aspiradora, cuanto más potente sea el motor habrá más potencia de aspiración de vacío y mayor flujo de aire, por lo tanto la capacidad de limpieza de una aspiradora depende directamente de su motor.

FLUJO DE AIRE

Aunque no existe una clasificación única que nos indique la capacidad de limpieza de una aspiradora, la especificación del flujo de aire es el término más importante para determinarla. Se mide en pies cúbicos por minuto (CFM) y se refiere a la fuerza del flujo de aire sobre una superficie capaz de recoger la mayor cantidad de suciedad para después transportarla a la bolsa o depósito de polvo. Por tanto, cuanto mayor sea el flujo de aire, mejor será la capacidad de limpieza.

La potencia del motor es la característica más importante que debemos considerar en una aspiradora

as

Mantenimiento

Sea de trineo, vertical, tipo escoba, a vapor, o hasta un robot aspirador, para uso doméstico o industrial; cualquier tipo de aspiradora sufre un desgaste mayor al estar en contacto continuo con el polvo. Un mantenimiento deficiente puede provocar obstrucciones al momento de aspirar y el almacenamiento de suciedad, pelos y bacterias, que en primer lugar queremos eliminar, se volverá a distribuir en el espacio que deseábamos limpiar durante usos posteriores. En el peor de los casos el sistema de la aspiradora será el afectado, lo que implica que ésta deje de funcionar.

Depósito de polvo

En el caso de tener una aspiradora sin bolsa es necesario vaciar el depósito después de cada uso, ya que así se evita la acumulación de suciedad en el mismo y porque en ese momento puede eliminarse fácilmente, al contrario de hacerlo después de varios usos. Se recomienda lavar y dejar secar el depósito después de vaciarlo para asegurarse que ya no quede ningún residuo o sedimento de polvo. Si la aspiradora que utilizamos tiene bolsa, hay que revisarla con regularidad para saber cuándo ya hay que vaciarla (cuando esté a la mitad o máximo dos tercios), no se debe aspirar con la bolsa llena porque el motor realiza más esfuerzo.

Es una paradoja de este aparato que la acción que es capaz de realizar sea la que afecte directamente al mismo

asp

Filtros

Para limpiar los filtros sin dañarlos basta con colocarlos bajo la corriente de agua de la toma, ya que esa presión es suficiente para quitar la suciedad, pero con cuidado de no maltratar los pliegues del filtro. Pero si no pueden limpiarse con agua sólo hay que sacudirlos con cuidado y asegurarnos de que no quede en ellos ningún hilo ni cabello que son los que hacen que se acumule la suciedad, si ésta ya se acumuló, el filtro puede limpiarse con un cepillo sin presionar demasiado.

Esto es un fragmento de “Mantenimiento de la aspiradora y su capacidad de limpieza” de la edición No. 71. Para leer el articulo completo, adquierela en puestos de periódico o suscríbete.

BANNER DE SUSCRIPCION MACHOTE

 

 

Temas relacionados: