Desalojo de aguas negras

Publicado en: | 3 octubre, 2017

Las inundaciones provocan la invasión de aguas negras a niveles inusuales, causando daños en la infraestructura de casas, edificios y negocios. Afortunadamente las bombas especiales para desalojo de aguas residuales llegan al rescate.

Tipos de inundaciones.

Protección civil cataloga las inundaciones en tres tipos, las fluviales, que son generadas cuando el agua que se desborda de ríos queda sobre la superficie de terreno cercano a ellos. Inundaciones de zonas costeras, generadas por la marea de tormentas que se desarrollan durante ciclones, y que llegan a cubrir grandes extensiones de tierra. Por último, las inundaciones pluviales, que se miden en milímetros y en cierto lapso (intensidad), que ocurren cuando el agua de lluvia satura la capacidad del terreno para drenarla, acumulándose por horas o días sobre éste. Para combatir este problema, vamos a conocer tres tipos de bombas que pueden ser nuestras mejores aliadas a la hora de desalojar agua sucia de una inundación.

inundacion

Bombas sumergibles.

Las bombas sumergibles son ideales para el desalojo de agua sucia de una inundación, y el tipo de bomba sumergible más utilizada en estos casos es la bomba centrífuga o también conocida como rotodinámica, ésta se compone de dos elementos principales impulsor y voluta. El impulso está construido por álabes, que son paletas curvas de la turbina encargadas de conducir el fluido, y por efecto de la fuerza centrífuga impulsarlo hacia  el exterior con una presión de salida superior a la de entrada. La voluta, es la encargada de conducir al fluido desde la salida del impulsor, hasta la tubería de descarga.

91s8bzo3jfl-_sy355_

 

Las bombas centrífugas se clasifican en tres tipos, la primera es la de flujo radial, la segunda de flujo mixto y la tercera de flujo axial. Estas son bombas comúnmente empleadas para el desalojo de aguas negras o residuales.

Bombas de flujo radial. En estas bombas se emplea la fuerza centrífuga para formar un remolino, con el líquido que por medio de la boquilla de aspiración, entra axialmente en el impulsor (en dirección paralela al eje), y se descarga radialmente (en dirección perpendicular al eje), hacia la carcasa. Por lo general, los álabes de estos impulsores están curvados hacia atrás. Son el tipo de bomba más utilizado para el desalojo de aguas negras.

Bombas de flujo mixto. En este tipo de bombas, la descarga se ejecuta con el impulsor, por fuerza centrífuga y por el empuje de los álabes. Esto se consigue con álabes de curva doble o en forma de hélice, de tal forma que la descarga es una combinación de flujo axial y radial.

Bombas de flujo axial o tipo hélice. Las bombas de flujo axial se emplean para bombear grandes caudales a poca altura. Son más baratas que las bombas de flujo radial o mixto. Pero la desventaja es que este tipo de bombas no deben utilizarse para bombear agua residual sin tratar, ya que sus álabes podrían atascarse.

banner-tf-2017-ed-65-herramientas-manuales-01-1

Temas relacionados: