Daños a los materiales de construcción por humedad

Publicado en: | 25 junio, 2020

El deterioro es inevitable, uno de los principios naturales en el sector de la construcción es que, cada cierto tiempo, los distintos componentes de un edificio necesitan de un tratamiento para mantenerlos en óptimas condiciones.

La mejor manera de mantener una estructura en óptimas condiciones es el tratamiento preventivo, y no tanto el correctivo. El buen hábito es prevenir el riesgo, y no enfrentarlo constantemente. Para ello, se necesitan productos de calidad desde la construcción misma, y también tratamientos eficaces y periódicos.

imagen-1

En realidad, todas las condiciones del clima, tales como la luz solar, los rayos ultravioletas, el viento y la contaminación afectan en buena medida las condiciones de una construcción de concreto. Poco a poco los muros, las vigas, los techos y otras estructuras comienzan a sufrir el paso del tiempo y se deterioran. No obstante, tal vez el mayor problema, y también el más silencioso, es la filtración de humedad. Sabemos que el concreto es un material con cierta porosidad, imposible de percibir a la vista, pero suficiente para permitir el tránsito de pequeñas cantidades de agua.

imagen-2

Las complicaciones naturales debido a la humedad son variadas. En esencia, se produce un proceso llamado carbonatación, el cual es una reacción química que corroe las estructuras de concreto, afectando su aspecto, pero, sobre todo, su resistencia y su estabilidad en la construcción. Esto puede desembocar en diferentes dificultades para todo el edificio, desde la formación de manchas hasta el derrumbe del mismo en caso de un avance extremo. Además, se pueden presentar diversas consecuencias de salubridad, tales como la propagación de virus y bacterias.

Conoce más artículos de interés en nuestra edición de julio.

2 BANNER DE SUSCRIPCION ACTUALIZADO 1000