Conductores eléctricos, altamente confiables

Publicado en: | 21 febrero, 2018

La precisión con la que se elija el tipo de conductor eléctrico que requiere cada instalación determina que ésta opere adecuadamente y de manera segura. Además, la calidad de los conductores contribuirá a reducir gastos de mantenimiento y renovación a causa de desgaste.

capture-20180214-111454

La eficiencia de una instalación eléctrica está directamente relacionada con la seguridad de los usuarios, considerando las características particulares, que deben cumplirse de acuerdo a la Norma Oficial de Instalaciones Eléctricas (NOM-001-SEDE-2012), de cada uno de los elementos que la integran. Asimismo, la calidad es un factor importante al momento de decidir qué materiales son los que se necesitan conforme al uso y especificaciones de cada tipo de instalación. En el caso de los conductores eléctricos, al ser estos los que permiten que la energía eléctrica se distribuya, una decisión correcta al momento de elegir qué conductor es el más adecuado, sin duda alguna se verá reflejada en la eficiencia, seguridad y duración de nuestra instalación. Es por eso, que en esta ocasión, analizaremos qué factores hay que considerar para elegir de manera adecuada el tipo de conductor eléctrico y cuándo es recomendable dar mantenimiento, o bien, renovarlos.

cab

Cobre o aluminio

Los tres materiales más utilizados como conductores eléctricos son el cobre, el aluminio y la plata, pero ésta última por ser muy costosa sólo se utiliza en el recubrimiento de uniones y superficies de contacto. Por tanto, el cobre y el aluminio son los conductores eléctricos que cubren el mercado actual, con la garantía de ser los mejores conductores que existen. Sin embargo hay factores que podemos considerar antes de decidir cuál de estos dos conductores es el que vamos a utilizar.

Del cobre y el aluminio, químicamente tiene mejores propiedades el cobre (resiste la tracción y la expansión y conductividad térmica), por eso es utilizado en su conducción pura, porque tiene 100% de conductividad. El aluminio, en cambio, es usado en aleación debido a que es mucho más suave y sólo tiene 61% de conductividad, pero solamente pesa el 30% de lo que pesa el cobre. Además, el cobre cada vez es más escaso por la demanda, lo que en consecuencia ha hecho que su precio se eleve y que el uso de aluminio sea más frecuente.

capture-20180214-104802

Tamaño o calibre

Por su sección, es decir, el área del alma conductora, que es por la que circula la corriente eléctrica, de ahí su importancia en términos de conductividad. Esta sección es la que se tiene que calcular para que el conductor sea el adecuado de acuerdo a la instalación, de lo contrario, si elegimos un conductor con una sección menor a la cantidad de corriente que va a pasar por el circuito eléctrico, éste va a calentarse en exceso y puede llegar a quemarse, ocasionando que también haya caídas de tensión, pérdidas de energía en forma de calor y que la resistencia del conductor aumente.

Dicha resistencia es la que marca que un conductor sea bueno o malo, y como vemos depende de la elección correcta del conductor de acuerdo a la instalación, pero también de su longitud, cuando se aumenta la longitud del conductor su resistencia aumenta, pero disminuye al aumentar su calibre. Este fenómeno ocurre en todo tipo de circuito eléctrico pero en uno con corriente alterna (cuando el flujo cambia de sentido y de forma constante), la resistencia que presenta un mismo conductor eléctrico es mayor. Esto se debe a que ese movimiento de vaivén de la corriente alterna provoca tensión dentro del conductor, ocasionando pequeñas corrientes circulantes que en consecuencia, generan que la resistencia aumente. Esas tensiones repelen el flujo eléctrico en la superficie del conductor, por lo que se concentra más corriente eléctrica en la superficie del conductor que en el centro.

equivale

Seleccionar inadecuadamente el calibre del conductor produce un funcionamiento irregular en los equipos eléctricos, genera pérdida de energía en el conductor, variaciones de voltaje, cortes de suministro, cortos circuitos, sobrecalentamiento, riesgo de incendio y lógicamente, disminuye el tiempo de vida del conductor. Los factores principales que se deben considerar para calcular el calibre del conductor son que la sección pueda transportar el total de corriente que va a circular, que la temperatura de operación no dañe el aislamiento y que por norma, la caída de tensión esté dentro de los parámetros de funcionamiento del equipo eléctrico.

Esto es un fragmento de “Conductores eléctricos, altamente confiables” de la edición No. 71. Para leer el articulo completo, adquierela en puestos de periódico o suscribete dando clic AQUI.

BANNER DE SUSCRIPCION MACHOTE

Temas relacionados: