Calidad de los conductores eléctricos

Publicado en: | 31 marzo, 2021

Los cables y alambres de calidad deben cumplir con las normas y estándares internacionales, para lo cual están sujetos a numerosas pruebas y exámenes de construcción, mecánica, materiales, eléctrica, química, fuego y humo.

conductor-pruebas-01

Pruebas eléctricas

La clave para la calidad y seguridad del cable son las propiedades eléctricas, incluida la capacidad de carga de corriente derivada del contenido de cobre (o aluminio) de los conductores. Esto se prueba con medidores de resistencia capaces de precisión de micro-ohmios, calibrados regularmente y con la muestra mantenida a una temperatura controlada constante para asegurar una medición correcta.

La seguridad eléctrica se garantiza mediante pruebas de tensión y resistencia de aislamiento, normalmente a muchos múltiplos de la tensión nominal, que se llevan a cabo en todo el cable y sus componentes separados. Algunas pruebas más desafiantes se realizan en agua caliente.

Pruebas contra fuego y humo

La seguridad contra incendios es una preocupación cada vez mayor para los usuarios finales, y a lo largo de los años han surgido nuevas clases de materiales como los libres de halógenos de bajo humo: LSHF (Low smoke Halogen Free), que brindan un grado mucho mayor de seguridad y tranquilidad. Se espera que todos los cables no propaguen el fuego, y la mayoría se someterá a una pequeña prueba del mechero Bunsen, pero algunos van más allá para continuar funcionando durante un incendio grave, sin afectar la integridad del circuito.

cables-de-colores

Pruebas de resistencia

La confiabilidad y la longevidad son importantes para la mayoría de los proyectos, especialmente en la construcción. Los cables se prueban para los materiales utilizados, que están sujetos a una variedad de amenazas ambientales que pueden experimentar en el uso. Por mencionar algunos el calor, aceites y otros fluidos; ozono, rayos UV, frío, impacto, abrasión y muchos otros factores.

Los tipos de cables especializados a menudo se someten a pruebas más exóticas.

La vida útil proyectada de un cable siempre dependerá de cómo se use, pero el simple envejecimiento artificial en un horno, seguido de pruebas de tracción para determinar la resistencia y el alargamiento, puede establecer un excelente pronóstico, particularmente porque existen límites estrictos sobre cuánto puede cambiar un material en propiedades durante este envejecimiento.

Por último, aspectos de manufactura simples como el marcado correcto del cable, incluida la legibilidad y durabilidad, también son importantes para un uso seguro y flexible a largo plazo.

Te invitamos a disfrutar de nuestro contenido completo en la edición de marzo.

2 BANNER DE SUSCRIPCION ACTUALIZADO 1000