Brocas: elementos de corte y tips de uso

Publicado en: Notas | 5 junio, 2017

La broca, también conocida en algunos países como mecha, es una pieza generalmente hecha de metal que sirve, con la ayuda de un taladro para hacer orificios en los más diversos materiales.

brocas1

Originalmente fue parte del berbiquí o taladro manual usado para perforar madera. En la actualidad -gracias a la existencia de potentes taladros eléctricos para uso doméstico e industrial-, las brocas sirven para hacer orificios lo mismo en madera que en vidrio, cerámica, metal y concretos de los más diversos grados de rigidez.

brocas2

Elementos de corte

Ángulo de la punta: Es el ángulo determinado por los dos filos principales.

Filo transversal: Es la línea de unión de los fondos de los canales en el vértice de la punta.

Labios cortantes: Filos principales comprendidos entre el filo transversal y la periferia.

Superficies de afilado del labio: Las que dan lugar a los filos principales o labios.

Fajas-guías: Estrechas superficies que en los bordes de ataque sobresalen para impedir que toda la superficie de la broca roce en el interior del agujero.

Ángulo de inclinación de la hélice: Ángulo formado por el borde de ataque con el eje de la broca.

Espiral: Regula el rango de la biruta removida.

Longitud: Determina la profundidad del orificio y también la precisión del mismo.

Tips de uso

  • No sobrecaliente la broca ya que esto ocasionará un desgaste prematuro de su filo.
  • Taladrar metales o maderas extremadamente duras, puede sobrecalentar las brocas y dañar la dureza del metal. Prevenga este daño aplicando un lubricante ligero en la broca. Si trabaja en madera, evite aplicar demasiado lubricante para no mancharla.
  • Asegúrese de que sus brocas estén rectas. Para verificarlo, póngalas sobre una base plana y hágalas girar lentamente: la broca no debe separarse de la superficie.
  • Para taladrar en ángulo recto, utilice un bloque cúbico de madera a manera de guía visual. Mantenga la broca paralela a una de las caras del bloque.
  • Cuando se hacen orificios muy pequeños, las brocas muy delgadas pueden doblarse o incluso romperse. En estos casos use un clavo para hacer hoyos guía; esto le permitirá usar posteriormente la broca con mayor seguridad.
  • Seleccione la broca adecuada para cada material. Por ejemplo, las brocas de acero pueden utilizarse para perforar metal blando, aluminio o madera; las brocas de metal duro o carburo de tungsteno son para  concreto, mármol o materiales cerámicos.

Este es sólo un fragmento de la edición número 61 de la revista Todo Ferretería. Si quieres leer el artículo completo adquiérela en Sanborns y puestos de periódicos, o suscríbete.

Banner TF 2016 Ed. 55

Temas relacionados: