Accesorios para puerta, funcionales elementos

Publicado en: | 31 enero, 2018

Los accesorios para puerta son elementos sencillos pero funcionales y su aplicación permite que cada puerta cumpla con el fin para el que se concibió.

puertas1

 

Bisagras: 

Las bisagras soportan el peso de la puerta evitando que se descuelgue, pueden ser 2 ó 3. Las bisagras superior e inferior deben ir a 20 cm después del techo y a 20 cm del suelo respectivamente, la del centro debe ser equidistante.

puertas2

Mirillas:

Consiste en un pequeño trozo de vidrio o plástico transparente que adopta la forma de lente gran angular u ojo de pez, de modo que la persona que observa consigue una amplia visibilidad. El ángulo suele alcanzar los 132° aunque existen mirillas más amplias.

puertas3

Cierrapuertas: 

Es un dispositivo de cierre que tiene en su interior un resorte y un par de cámaras que contienen un aceite que pasa de una a otra, y logran que el resorte impida el azote de la puerta. Dependiendo de la marca y modelo puede mover puertas desde 20 a 250 kg.

puertas4

Topes para puerta:

Su función no es otra que la de proteger las paredes y muebles de los daños que puedan ser originados por los golpes de las puertas al abrir y cerrar, ya sea por un descuido o un golpe de viento. Dentro de los topes de puerta, hay una gran variedad de tipos y modelos dónde elegir, con diferente estética y diseños.

puertas5

Convencional: Lo puedes encontrar con adhesivos y para atornillar, además en varios acabados (madera, transparente, metalizado) y materiales (madera, plástico, goma) para que combinen con el suelo o los herrajes de la puerta.

Silencioso: Al golpearse la puerta contra este, su material absorbe el impacto y por ello el ruido y ‘’efecto rebote’’ desaparecen. Los puedes encontrar con acabado en lengüeta de goma, espuma o con un muelle que se retrae al recibir el impacto, entre otros formatos.

Retenedor: Su función extra es la de sujetar la puerta. Muy útil para corrientes de aire y que acaban en portazos. Los hay con imán, con pinza o giratorios, requieren de la colocación de dos piezas (el tope en el suelo y una placa metálica en la puerta). En los tres casos, los hay con adhesivos y para atornillar.

Cuñas y retenedores: La función de una cuña es la de retener la puerta en un momento puntual, sin necesidad de hacer ningún tipo de agujero ni pegar nada en el suelo.

Temas relacionados: